miércoles, 6 de marzo de 2013

¿Qué droga tienen las labores?

 El titulo de la entrada de hoy, es una pregunta que yo me hago muchas veces.
Estoy segura que algo tienen para enganchar de la forma que lo hacen. Como no hay terapias para combatir la adicción, he decidido dedicar una hora al día a pasear. ¡Que es buenísimo para todo...! (Eso dicen).
Empecé a poner en práctica el auto tratamiento al día siguiente de enviar mi trabajo a Sitges (lo que estáis viendo es la parte de atrás):



Pero lo primero que me encuentro al salir de casa es la playa:


Y sigo viendo rayas.

Decido mirar al frente y me encuentro con esta imagen:


¡Guau!  ¡Que bonito! ¡Que simetrías! ¡Que colores!
Cambio el enfoque:




Y la belleza aumenta: estáis viendo La Ria del Burgo (A Coruña).
¿Qué os parece?
A mi cada día me gusta más.

Ante esta vista, me dio la risa ¡Imposible desconectar!. Me acordé de dos de los elementos que formaban parte del quilt que envié a Sitges (aire y agua):


Cielo
Agua

 Iba mirando hacia la izquierda, pensé: "Así no consigo olvidarme del patchwork". Miraré hacia la derecha:


¡Me encanta!


Siempre con compañía, y de pronto ¡Oh! ¿Qué es esto?: ¡Un botóooon!
hice la foto, pero no se distinguía entre las piedras,  y la repetí en casa:


Ya me empecé a preocupar ....

¿Será que solo vemos, lo que queremos ver?

¡Es imposible! Seguiré intentando desengancharme un poco, pero ya veis que está complicado.
Me gusta coser, y siempre encontraré escusas, esta vez el concurso, otras veces "que tengo que hacer un regalo" ¿qué se yo....? todo vale.

 Si en más de una ocasión se os ha quemado la comida por terminar una costura. Si cuando pasa de las doce de la noche seguís cosiendo... ¿A ver como queda? hasta las...,  mejor no lo escribo. Si posponéis la cita del tinte en la peluquería, porque tenéis que terminar de acolchar. Y un sinfín de SI...... Chicas, no tenéis una afición, tenéis una adicción. Y muchas de nosotras no tenemos ni 20, ni 30, ni 40, ni 50, como es mi caso y luego vienen los tirones, las osis y las itis. Últimamente a mi me acompañan todas.
He colocado el botón en la habitación de costura, a la vista, para que me recuerde cuando empiece a pasarme que fuera del taller, también se puede pasar fenomenal. Seguro que cuando esté bien, lo tiro a la calle para que medite otra enganchada, y poder coser, coser y coser.

La semana que viene ya podré poner las imágenes del quilt completo y os comentaré los detalles. 


¡Mucha suerte a las participantes!
           

8 comentarios:

nelymar60 dijo...

¡¡¡que buenisima entrada!!! Tienes toda la razón del mundo... yo ahora hasta cuando veo las películas o series, me fijo en tal quilt, o manta de ganchillo o de patchwork o cojines... que se yo jejejeje

Y yo tengo 50 pero también estoy con las osis y las itis... que pena , quiero tener 30 años... jajajaja pero lo sabido, sabido jajaja

Y es verdad, hay que aprender a disfrutar de todo, pero benditas sean las labores, sobre todo en el norte de la península (donde yo vivo) que tenemos más meses de mal tiempo que de bueno.., y eres feliz estando en casita, calentita con tus labores!!!

Bueno, esto en vez de un comentario, parece un testamento...

Besos

Robledo Ruiz dijo...

lo primero no tires el boton, es muy bonito.y entre los osis que dices siempre sale la palabra "cronico" que yo de estos tengo unos cuantos jajajajj, pero si es una adicción, y aun no has guardado lo terminado y ya estas con lo siguiente, pero sabes yo temo que se acabe, un beso

susiloci dijo...

Ay Pepa1....acabo de descubrir que soy una adicta y no una aficionada......¿será eso malo? .....no lo creo, porque yo me encuentro muy feliz....
A ver si coincidimos alguna vez por esa parte del paseo de la ría, porque lo hago con frecuencia..
Bikiños.

Sylvie Créative - Créations Ma Déco Maison dijo...

Y que bien que lo cuentas! Cuando nos apasionan las labores estan en todas partes y totalmente de acuerdo que no nos quiten el paseíto porqué seguro que también nos inpirará alguna nueva labor ;) Muchos besos!

maria dijo...

Y por si fuera poco lo que engancha tenemos internet para ver tantas cosas, tantas ideas, que a veces me dspierto y me doy cuenta que sueño con mis labores, aunque es estupendo tal y como están los tiempos.Hoy mismo, tengo el punto aquí encima de la mesa del ordenador, porque he dicho esta noche termino la chaqueta que me queda....va, nada, pero miré el correo y tenía por contestar..................total que la labor ya me está mirando y todo.Un beso guapa.

carmen gutierrez dijo...

hola yo tambien he descubierto esta droga tan sana aunque la culpa la tiene mi madre pero tambien tengo que decir que como dicen en mi pueblo sarna con gusto no pica bueno que estoy muy contenta y lo he celebrado montandome un blog por si te quieres pasar esta un poquito verde peri ya hia tomando colorcito.

http://cosasdecosturadecarmele.blogspot.com
se llama hilo,aguja y otras cosas estais invitadas muchos besossssdesde Melilla aunque soy de Toledo.

María Dolores Jiménez Acevedo dijo...

Pues tienes toda la razón, yo pensaba que era una afición y va a resultar que es una adicción. Entiendo perfectamente cuando dices que para acabar una labor te has quedado hasta las ...? Ni te cuento. Además internet nos ha abierto una ventana para poder compartir esto que nos apasiona, llámalo como quieras, y es precioso ver esto y aquello que quiero hacer, poder aprender cosas nuevas y compartir lo que yo se hacer.
Me gusta tu blog, me quedo.
Un beso grande.

Virtudes dijo...

Preciosa y entrañable entrada!! Tienes toda la razón , somos adictas!! pero gracias a esa adicción he sobrellevado momentos malos y he disfrutado y disfruto cada momento de mis puntadas, de mis proyectos, de lo que está sin terminar, de lo que he terminado, de lo que hago para regalar, ...
Me gusta mucho tu blog y te visitaré a menudo.
Buen día y saludos.