martes, 11 de diciembre de 2012

BELEN Y PATCHWORK

 Como podéis ver mis invitadas, han seguido haciendo de las suyas:


 Tenían tantas ganas de ver el Nacimiento terminado que colocaron las figuras con demasiada prisa:


Doña Ilusión le hizo ver a su amiga doña Fantasía, que podían tomarse ciertas licencias con la Historia, pero no con la decoración del Pesebre, ¿Donde se ha visto un Quilt torcido en la pared?
Rectificaron rápidamente:


Y aunque se les hizo de noche:


Pudieron terminar.
El resto de las figuras las he montado de la misma forma que lo hice en años anteriores, las podéis ver  aquí. 
Este año decidí decorar la estructura y los remates con hojas secas:


Las recogí del parque que hay detrás de mi casa,  y las rocié con un poco de purpurina dorada:


Con la foto anterior os podéis hacer una idea del tamaño  que tienen las figuras de barro.

Y con la siguiente os quiero desear :

¡FELICES FIESTAS!




lunes, 10 de diciembre de 2012

PATCHWORK EN NAVIDAD

 ¡Tres colchas en mi tendal!, ¡Qué ilusión!:


No se si conseguiré ver esto en la realidad algún día. 
De momento me conformo con tenerlas en mi Belén.  

Esto se lo debo a dos invitadas que aparecen en mi casa todos los años cuando saco las cajas del trastero: 

 

En ellas guardo los adornos navideños y las figuras del Nacimiento.
Creo que aprovechando en desorden que reina en el salón y los pasillos durante unos días se cuelan dos  invitadas inseparables:

                                 "Doña ILUSIÓN y Doña FANTASÍA"

Este año llegaron eufóricas y  no han parado:
-Según ellas había que buscar una solución para combatir el frío y las nieblas de Belén:




-Con el fuego de la chimenea no era suficiente:


-Además, el pesebre estaba muy desordenado:


-La tienda de "Mantas de lana", estaba desaprovechada:


Decidieron que había que modernizarla, y convertirla en una tienda de Patchwork.

De nada sirvieron las protestas que decían: ¡En esa época no existía el patchwork!

Doña Fantasía ganó:


Aquí vemos a la "Castañera" acolchando, y al" vendedor de fruta", que se coloca estrategicamente aprovechando el éxito de la nueva tienda


Los pastores al pasar se detienen y compran colchas, unos para llevárselas al Niño Jesús  y otros para taparse ellos:


La "lavandera" tiene más trabajo que los otros años:


Pero esta feliz:


Ahora: ¡Vamos a esperar que se sequen las colchas!
En la próxima entrada os seguiré contando lo que deciden hacer mis invitadas.